domingo, 28 de junio de 2015

La caída de Francia, mayo - junio de 1940

El 28 de junio de 1940, hoy hace 75 años, París, la ciudad de la luz, se oscureció. Ese día Adolf Hitler, que junto a Stalin, el dirigente de la Unión Soviética, fue el mayor criminal que el mundo haya conocido, hizo su gira triunfal por la que quizás sea la más hermosa ciudad del mundo. Un día triste para los parisinos, para los franceses y para todos los amantes de la libertad.


La madrugada del 1 de septiembre de 1939 Alemania inició la invasión de Polonia, dos días más tarde, cumpliendo la garantía que habían dado a Polonia, Francia y Gran Bretaña declararon la guerra a Alemania, el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo poco hicieron para ayudar a Polonia, los franceses se limitaron a penetrar unos pocos kilómetros en el interior de Alemania y muy pronto se retiraron, los británicos se limitaron a utilizar su gran flota, que junto a la norteamericana era la más poderosa del mundo, para bloquear las rutas marítimas hacia Alemania y así impedir sus importaciones de materias primas y alimentos, tal como hicieron en la Primera Guerra Mundial, algo que no sirvió de nada pues Alemania, tras su pacto con la Unión Soviética, no tenía problemas de abastecimiento. Los aliados no hicieron nada más que guardar las fronteras, tenían una mentalidad defensiva y confiaban, sobre todo, en la Linea Maginot.


La Línea Maginot era un conjunto de fortificaciones en la frontera entre Alemania y Francia, pero acababa en la frontera entre Bélgica y Francia, la puerta de entrada de los alemanes a Francia. Durante varios meses los dos adversarios se observaron atentamente pero sin hacer nada, la llamada "guerra de broma", solo en el mar hubo combates. Gran Bretaña y Francia, con sus enormes flotas, impidieron que Alemania recibiera abastecimientos por mar. Alemania respondió con sus submarinos, sus cruceros de batalla y sus acorazados de bolsillo, como el Admiral Graf Spee, que fue hundido por sus propios tripulantes tras la Batalla del Río de la Plata a mediados de diciembre de 1939. Dejo un vídeo de esa batalla, un combate desigual, el acorazado de bolsillo alemán, con un tonelaje equivalente al de un crucero pesado (12.000 toneladas estándar), aunque mejor armado (seis cañones de 11" contra los ocho de 8" que solía tener un crucero pesado), combatiendo contra tres cruceros británicos, el crucero pesado Exeter (seis cañones de 8") y los cruceros ligeros Ajax y Achilles (ocho cañones de 6"). Esta desigualdad entre las flotas aliadas y la flota alemana fue una constante en la II Guerra Mundial. Al iniciarse la guerra la flota británica contaba con 15 acorazados y cruceros de batalla, 6 portaaviones, 15 cruceros pesados, 49 cruceros ligeros, 183 destructores y torpederos y 57 submarinos. La flota francesa contaba con 1 portaaviones, 7 acorazados y cruceros de batalla, 7 cruceros pesados, 12 cruceros ligeros, 72 destructores y torpederos y 78 submarinos. Por su parte la flota alemana contaba con 2 cruceros de batalla, 3 acorazados de bolsillo, 2 cruceros pesados, 6 cruceros ligeros, 34 destructores y torpederos y 57 submarinos. ¡Menuda desproporción!.


El enlace a youtube.
Batalla del Río de la Plata, vídeo

Tras la conquista de Polonia Hitler decidió conquistar Francia.  El plan era el mismo que el de la I Guerra Mundial, entrar por Bélgica, de paso también conquistarían Holanda. En principio el ataque estaba previsto para finales de otoño pero la mala meteorología obligó a retrasar la ofensiva hasta mediada la primavera de 1940. Sin embargo antes de la ofensiva contra Francia los alemanes ocuparon Dinamarca y Noruega anticipándose al plan aliado de ocupar Narvik, un puerto vital para los alemanes pues desde ahí, durante los meses invernales, era exportado el mineral de hierro sueco indispensable para la industria alemana. La ofensiva contra Noruega comenzó el 9 de abril de 1940, ese mismo día Dinamarca fue ocupada sin que los daneses ofrecieran resistencia. La campaña de Noruega fue un completo éxito, aunque los alemanes sufrieron graves perdidas debido a la superioridad de las flotas aliadas. La flota alemana perdió un crucero pesado, dos cruceros ligeros y diez destructores, estos últimos en Narvik. En esta fotografía podemos ver algunos de los destructores alemanes en Narvik, en el puerto acaba de librarse un combate.



Sin embargo los aliados también sufrieron graves perdidas, la más importante y que evidenció una confianza que rayaba en la estupidez, fue el hundimiento del portaaviones británico Glorious por los cruceros de batalla alemanes Scharnhorst y Gneisenau, un hecho único en la historia, todo por la excesiva confianza de los británicos. En esta fotografía podemos ver al Glorious, un antiguo crucero de batalla de la I Guerra Mundial, recién transformado en portaaviones.



El Glorious, a pesar de estar navegando por aguas en donde había muchas probabilidades de encontrarse con buques hostiles, no tenía en el aire ninguno de sus aviones para explorar los alrededores,  además la mitad de sus calderas estaban apagadas, por si eso fuera poco los aviones estaban desarmados y con los tanques de combustible vacíos. Al principio, cuando los británicos avistaron los dos cruceros de batalla alemanes, pensaron que eran dos acorazados británicos. Sin embargo, conforme se fueron acercando los dos buques germanos, los ingleses empezaron a dudar de que fueran buques propios y a 25.000 metros se dieron cuenta de que eran alemanes. En ese momento cundió la desesperación, eran una presa fácil, en vano se esforzaron por poner en marcha todas las calderas para así poder navegar a 30 nudos y mantenerse a distancia de los buques alemanes y en vano se esforzaron en armar los aviones y llenar sus depósitos de combustible. Consiguieron armar los aviones, llenar sus tanques de combustible y subir varios de ellos a la cubierta de vuelo, una situación peligrosa para un portaaviones pues cualquier explosión que, en otras circunstancias no tendría graves consecuencias, puede desencadenar un incendio. En ese preciso instante el Scharnhorst y el Gneisenau abrieron fuego con sus cañones de 11" (280 mm) de calibre, y en apenas un par de minutos consiguieron alcanzar con sus obuses de más de 300 kg de peso al Glorious, este fue pasto de las llamas y al cabo de una hora se hundió. En esta fotografía podemos ver en primer plano una de las torres de la artillería principal del Gneisenau, nueve cañones de  11" en montajes triples, y a lo lejos el Glorious envuelto en llamas.



Los dos destructores que lo escoltaban lucharon valerosamente. Uno de ellos, el Ardent, fue hundido al cabo de unos tres cuartos de hora de desigual combate. El otro destructor, el Acasta, siguió luchando incluso después de que el Glorious se hundiera, consiguiendo acertar con un torpedo al Scharnhorst, y siguió luchando hasta el final. En esta fotografía podemos ver al pequeño destructor británico, veterano de la I Guerra Mundial, de 1.350 toneladas de desplazamiento.



Y en esta otra podemos ver al mucho mayor (32.000 toneladas) y mucho más moderno (entro en servicio en 1939), crucero de batalla Scharnhorst.



Un pequeño y viejo destructor contra dos enormes y modernos cruceros de batalla ¡durante dos horas ese diminuto buque británico combatió contra esos gigantescos navíos alemanes!, sobran las palabras. Puede parecer una actitud quijotesca, pero desde luego fue una acción muy valerosa y que a medio plazo rindió sus frutos. La flota alemana de superficie solo disponía de dos buques de línea, precisamente esos dos cruceros de batalla, y unos días más tarde el Gneisenau fue alcanzado por un torpedo lanzado por un submarino británico, ambos cruceros de batalla estuvieron varios meses sin poder prestar servicio. La campaña de Noruega fue un gran éxito para Ejercito Alemán, pero durante el verano y el otoño de 1940 su flota de superficie, si contamos los buques que fueron hundidos y los que sufrieron graves averias en los combates, quedó reducida a un crucero pesado, dos cruceros ligeros y cuatro destructores. En esos meses le hacía mucha falta disponer de todos los buques de guerra posibles pues se libraba la Batalla de Inglaterra y estaba previsto desembarcar en las costas británicas, algo imposible con solo siete buques de guerra teniendo los británicos la flota más poderosa del mundo. En este enlace podréis leer un pormenorizado relato de este combate.
Hundimiento del Glorious, artículo

Y aquí un corto pero interesante documental dedicado al hundimiento del portaaviones Glorious.



El enlace a youtube.
Hundimiento del Glorious, documental

Mientras la batalla en Noruega seguía el ejercito alemán se dispuso para la ofensiva en el oeste, sin embargo el plan sufrió cambios. El ataque principal se llevaría a cabo por las Ardenas, consideradas por los aliados impenetrables para un ejercito motorizado. El ataque por las Ardenas fue ideado por el general Von Manstein y llevado a cabo por el general Von Rundstedt al mando del grupo de ejércitos A, compuesto de 45 divisiones, entre las cuales había siete divisiones blindadas. Mientras el grupo de ejércitos B, compuesto de 29 divisiones, entre las cuales había 3 blindadas, y al mando del general Von Bock, llevaría a cabo el plan original, la invasión de Bélgica y Holanda. Por su parte el grupo de ejércitos C, al mando del general Von Leeb, con 19 divisiones, evitaría cualquier posible ofensiva aliada en el sector de la Línea Maginot. Los británicos y franceses tenían previsto responder a ese ataque penetrando en Bélgica cuando esta pidiera ayuda ante el ataque alemán, en total los aliados, a los que se deben sumar los ejércitos belga y holandés, disponían de 144 divisiones.



El ataque alemán se inició la madrugada del 10 de mayo de 1940 y desde el principio tuvo éxito, la fortaleza belga de Eben Emael, considerada inexpugnable, fue capturada en menos de 24 horas por una compañía de paracaidistas alemanes. Dejo este corto documental en el que un grupo de recreación histórica reconstruye esta increíble operación.



El enlace a youtube.
Asalto al fuerte Eben Emael, documental.

Los ejércitos aliados, al mando del general Gamelin, tal como tenían previsto, penetraron en Bélgica para contener a los alemanes pensando que estos repetían la estrategia de la I Guerra Mundial. Craso error, cayeron en una trampa, tal como había previsto el Estado Mayor del Ejercito Alemán. El grueso de las fuerzas alemanas, a pesar de las dificultades del lugar, cruzó el Bosque de las Ardenas en apenas un par de días, cerca de 750.000 soldados y 2.000 tanques que, tras atravesar las Ardenas, hicieron un giro de 90º en dirección al Canal de la Mancha para rodear a las mejores fuerzas franco-británicas. En la fotografía que hay a continuación podemos ver a los "panzer" alemanes en el Bosque de las Ardenas.


Más al norte el Ejercito Holandés, a pesar de su gran inferioridad, lucho con valentía, pero los alemanes eran imparables, en esta fotografía podemos ver al Ejercito Alemán cruzando la ciudad holandesa de Maastrich.



Finalmente, tras el bombardeo de Rotterdam el 14 de mayo, y para evitar más víctimas civiles, Holanda se rindió el 15 de mayo. Dejo este vídeo dedicado al bombardeo de Rotterdam.



El enlace a youtube.

La lucha en Bélgica seguía, en esta fotografía podemos ver a un grupo de mujeres belgas despidiendo a sus maridos, sus hermanos y sus hijos que parten para la guerra.


Pero no todos los belgas consideraban a los alemanes unos invasores pues, tras la I Guerra Mundial, dos poblaciones alemanas: Eupen y Malmedy, pasaron a Bélgica. En esta fotografía podemos ver a belgas de origen alemán recibiendo calurosamente a los soldados alemanes en la pequeña ciudad de Malmedy.



Entre tanto los alemanes continuaron avanzando por Bélgica sin que nada les detuviera, en esta fotografía podemos ver a los tanques alemanes cruzando el Río Mosa en las proximidades de la ciudad de Namur, muy cerca de Bruselas, la capital belga.



Y en la siguiente podemos ver un tanque francés B 1 destruido en Bélgica.



El 17 de mayo el ejercito alemán ocupó Bruselas, aquí podemos ver a los soldados alemanes en la Grand Place de la capital belga.



Un centenar de km al sur, el 12 de mayo, los tanques alemanes salieron de las Ardenas, sorprendieron por completo a los aliados y comenzaron la maniobra de cerco. El primero en llegar al Canal de la Mancha el 18 de mayo fue el general Erwin Rommel, que más tarde se haría famoso como el comandante del Afrika Korps, al mando de la 7ª división blindada. En esta fotografía podemos ver a una columna de esa unidad en ruta hacia el Canal de la Mancha.



Medio millón de soldados franceses y británicos, la flor y nata de su ejercito, quedaron cercados. El 20 de mayo el general Gamelin fue depuesto de su cargo de comandante en jefe y fue sustituido por el mariscal Weygand. En este mapa podemos ver como se desarrolló esta gigantesca operación de cerco. 



Bélgica capituló el 28 de mayo, dos días antes, el 26 de mayo, los aliados iniciaron la operación "Dynamo", la evacuación de los soldados británicos y franceses rodeados, la evacuación se hizo por mar, desde Dunquerke. En esta fotografía podemos ver a los soldados aliados esperando su evacuación.



La operación tuvo bastante éxito, alrededor de 200.000 soldados británicos y 140.000 soldados franceses pudieron ser evacuados, pero tuvieron que abandonar todos sus vehículos y armamento pesado en las playas de Dunquerke.



Y muchos de los buques que participaron en la evacuación fueron destruidos, por ejemplo este destructor francés.



Un corto pero interesante documental dedicado a la Batalla de Dunkerque.



El enlace a youtube.

El Ejercito Alemán continuó avanzando, muchos civiles franceses huyeron por temor: "arrivent les boches", "arrivent les huns". Estos refugiados colapsaron las carreteras y dificultaron los movimientos de lo que quedaba del Ejercito Francés.



A principios de junio la situación de Francia era desesperada y todavía empeoró cuando el 10 de junio Italia le declaró la guerra. El dictador italiano, Benito Mussolini, se comportó como un autentico carroñero atacando a su vecino cuando este ya estaba al borde de la derrota. En la siguiente fotografía podemos ver a soldados italianos izando su bandera en un fuerte francés de los Alpes recién capturado.



Sin embargo la ofensiva italiana fue parada en seco, los italianos no estaban demasiado motivados, no tenían muchas ganas de entrar en guerra, especialmente si era como aliados de los alemanes, dos milenios de historia pesan mucho. El Ejercito Francés, a pesar de su gran inferioridad numérica, les obligó a retroceder. A pesar del valeroso comportamiento del Ejercito Francés no había nada que hacer, el 10 de junio el gobierno francés abandono París y el 14 de junio los alemanes ocuparon la ciudad, uno de los días más tristes y vergonzosos de la historia de la hermosa París. En esta fotografía podemos ver a los parisinos contemplando a las tropas alemanas, la expresión de sus rostros lo dice todo.



El Ejercito Francés siguió luchando aún sabiendo que la guerra estaba perdida, dado que sus mejores tropas y, sobre todo, el mejor material, había quedado abandonado en Dunkerque, utilizaron viejos cañones de la I Guerra Mundial que deberían haber estado expuestos en un museo.



Una misión imposible, nada ni nadie podía parar al Ejercito Alemán, aquí podemos ver a uno de sus tanques cruzando el Río Aisne.



El 25 de junio Francia, perdida ya toda esperanza, y para evitar que siguiera la sangría, solicitó el armisticio. El lugar elegido para firmar la capitulación no presagiaba nada bueno, el bosque de Compiègne, el lugar en donde se había firmado la capitulación de Alemania tras la I Guerra Mundial, Hitler incluso tuvo el detalle de hacer traer el mismo vagón de tren en donde se firmó la capitulación. En esta fotografía podemos ver al alto mando alemán, con Hitler en el centro, reunido con el alto mando francés para firmar la rendición de Francia.



Y este es un corto documental dedicado a ese momento.

i

El enlace a youtube.
Rendición de Francia, vídeo

Las condiciones de la rendición fueron muy duras, todo el norte y el centro de Francia, incluyendo París, además de todo el litoral atlántico hasta la frontera española, permanecería ocupada por el ejercito alemán con vistas a las operaciones contra Gran Bretaña, por si eso fuera poco Alsacia y Lorena fueron anexionadas a Alemania. Estas dos provincias francesas han tenido una historia muy movida, hasta 1870 fueron francesas, tras la derrota francesa en la guerra franco prusiana pasaron al recién nacido II Imperio Alemán, tras la derrota de Alemania en la I Guerra Mundial volvieron a Francia, tras la derrota francesa de 1940 volvieron a Alemania y, tras la derrota de Alemania en la II Guerra Mundial, volvieron a Francia. Por su parte Italia se anexionó Niza y Saboya, las dos regiones que había cedido a Francia cuando esta la ayudó en su unificación a mediados del siglo XIX combatiendo contra los austriacos, además ocuparía Córcega y la región al Este del Río Rodano. El resto de Francia quedaría en manos de un gobierno colaboracionista adicto al régimen nazi, la Francia de Vichy presidida por el mariscal Petain.



Adolf Hitler se paseó por París saboreando su triunfo, fue el 28 de junio de 1940, en esta fotografía podemos verlo en los Champs Élyssées rodeado por los principales jerarcas nazis.



Y aquí un corto pero muy interesante y poco conocido documental dedicado a este lamentable hecho, la hermosa París, que desde la Revolución Francesa de 1789 está considerada un símbolo de la libertad, en poder de ese sanguinario dictador. Todos los amantes de la libertad y los derechos humanos quedaron conmocionados.


El enlace a youtube.

Y un muy buen post de un foro de historia dedicado a ese momento.

Podría pensarse, dada la rapidez de la conquista, solo seis semanas pasaron entre el inicio de la ofensiva alemana y la rendición de Francia, que el Ejercito Francés no se esforzó en la defensa de su patria, nada más lejos de la realidad, en esas seis semanas murieron 120.000 soldados franceses, los británicos perdieron, entre muertos y prisioneros, 70.000 soldados de los 370.000 que integraban su cuerpo expedicionario. Por su parte el Ejercito Alemán tuvo unos 30.000 muertos, ¡200.000 muertos en solo un mes y medio! desde luego la invasión de Francia por el Ejercito Alemán no fue una merienda campestre.

Los parisinos tuvieron que soportar a los "turistas" alemanes cuatro largos años, no se puede decir que estuvieran muy contentos con sus "invitados".



Durante cuatro años y dos meses París, la ciudad de la luz, se convirtió en la ciudad de la oscuridad. No fue hasta el 25 de agosto de 1944 que  pudo volver a ser la ciudad de la luz, ese día las tropas aliadas liberaron París. Por cierto los primeros soldados aliados que entraron en París, la noche del 24 de agosto, eran españoles, veteranos republicanos de la guerra civil, formaban parte de la 2ª división blindada francesa y la mayoría de ellos estaban en la 9ª compañía, a la que se conocía como "La Nueve", sus vehículos blindados llevaban nombres relacionados con la guerra civil.



Dejo algunos enlaces interesantes.

Mi artículo dedicado al inicio de la Segunda Guerra Mundial.
1 de septiembre de 1939, el inicio de la Segunda Guerra Mundial, artículo

Un muy completo artículo dedicado a la invasión de Francia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo.
Invasión de Francia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo, artículo.

El segundo capítulo de la excelente serie documental Francesa "Apocalipsis, la Segunda Guerra Mundial".

   

El enlace a youtube.
Apocalipsis, la Segunda Guerra Mundial, la derrota aplastante, documental

El artículo que dediqué a la liberación de París por los aliados el 25 de agosto de 1944, el artículo con el que inauguré este blog.
25 de Agosto de 1944, la liberación de París

No hay comentarios:

Publicar un comentario